Alimerka incorpora 20 camiones de GNL (Gas Natural Licuado) para su transporte por carretera

Alimerka ha incorporado a su flota de transporte por carretera veinte vehículos propulsados por gas natural licuado, capaces de reducir la huella de CO2 un 20% respecto a los vehículos diésel habituales; es decir, cada camión genera al año 40 toneladas menos de CO2. La cadena de supermercados ha confiado en Scania para llevar a cabo esta operación, que ha supuesto para Alimerka una inversión superior a los tres millones de euros.

Estos vehículos, que tienen una autonomía de 1.000 km gracias a sus dos depósitos de GNL, se ocupan de realizar el transporte por carretera hasta los diferentes puntos de venta que la cadena tiene tanto en Asturias como en Castilla León y Galicia. Su versatilidad les permite también ocuparse de la distribución dentro de las ciudades, gracias, entre otras cosas, a que generan aproximadamente la mitad de ruido que un camión convencional.

El objetivo de la nueva apuesta de Alimerka, que dispone de su propio tanque de GNL para que los camiones reposten dentro de su centro logístico en Lugo de Llanera, es aportar una solución sostenible y eficiente para el entorno, a la vez que se garantiza la reducción del consumo y el consiguiente abaratamiento de costes.

Fiel a su compromiso con el medio ambiente, Alimerka ya realiza el reparto urbano con furgonetas eléctricas desde 2012.En concreto, sus 26 vehículos eléctricos repartieron el año pasado más de 95.000 pedidos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Más publicaciones
El compromiso de Alimerka con la sostenibilidad ambiental ha sido premiado con el triple sello del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) “Calculo, Reduzco y Compenso”. Este reconocimiento acredita el esfuerzo de la compañía en materia de reducción y compensación de huella de CO2; y es que ha conseguido reducirla en un 80% desde el año 2017, lo que supone unas 40 mil toneladas menos de CO2 en la atmósfera