Masticar alimentos

¿Por qué es mejor masticar los alimentos que beberlos?

Te has preguntado en alguna ocasión, ¿si es lo mismo tomarte una fruta en pieza que hacerlo en zumo? O ¿Si es lo mismo tomarse una ensalada que hacerlo en forma de licuado? Y es que masticar los alimentos no es lo mismo que bebérselos. ¿El motivo? La eficacia del proceso de la digestión y la cantidad de alimento consumida. ¿Quieres saber más sobre sus diferencias? Acompáñanos porque te lo explicamos a continuación en La Cocina de Alimerka y también te damos algunas ideas para poder disfrutar tanto de los alimentos enteros, como en zumo, triturados o licuados. 

La importancia de masticar los alimentos

Masticar los alimentos mejora el proceso de la digestión, pone en marcha todo el proceso de digestión y prepara los alimentos para su llegada al estómago. En definitiva, hace la digestión más eficiente. Además permite al cerebro modular las señales de hambre-saciedad. ¿Qué significa esto? Pues que cuánto más masticamos los alimentos, más fácil resulta que el cerebro nos vaya indicando que nos estamos llenando y dejemos de comer.

¿Qué sucede cuando en vez de masticar, bebemos los alimentos?

Los alimentos triturados, licuados o en zumo, suelen necesitar mayor cantidad de alimento para su elaboración, por lo que su aporte calórico es mayor.  Además estos se digieren más rápido y por tanto, entran antes al torrente sanguíneo, pudiendo producir picos de glucosa, ya que suelen aportar más cantidad de azúcares y menos fibra.  Un ejemplo de ello son los zumos naturales: un zumo de naranja natural, como mínimo, suelen necesitar dos naranjas, sin embargo, si optamos por tomar la naranjas enteras, con una, es probable que sea más que suficiente para saciarnos y tomarnos dos, sería casi un esfuerzo. 

¿Significa esto que es mejor evitar los alimentos como zumos o licuados?

Para responder la pregunta, nos remitimos a las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), que recomienda el consumo de al menos 3 piezas de frutas frescas. De estas, indica que los zumos pueden suponer una de ración al día, a excepción de los niños menores, en los que aconseja papillas licuadas o zumos sin colar. Es decir, los zumos o licuados a base de frutas y verduras tienen lugar dentro de una alimentación equilibrada, siempre y cuando, no sustituyan el consumo de estas, sino que se combinen con formas enteras o troceadas que necesiten ser masticadas.

Y tú, ¿ eres más de beber o de comer este tipo de alimentos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones más recientes

¡Bienvenido al blog de verduras de enero! Aquí encontrarás información valiosa sobre los beneficios para la salud de incorporar verduras en tu dieta, así como recetas deliciosas y fáciles de preparar que incluyen estos nutritivos alimentos. Llevar una dieta equilibrada y saludable es muy importante. Por ello, siempre debemos incluir verduras en nuestros menús, ya …

Estas verduras de enero ¡son lo que yo quiero! Leer más »

Nutrición

La clave para tener una vida saludable es llevar una dieta equilibrada con variedad de alimentos, entre los que no se nos pueden olvidar las frutas, que nos aportan nutrientes, vitaminas, agua, fibra y minerales esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Descubre estas cuatro frutas de enero, que te aportarán mucha energía… ¡y …

Frutas de enero a las que no pondrás ni un pero Leer más »

Nutrición

La clave para comer mejor no es dejar de comer, sino sustituir unos alimentos  de bajo perfil nutricional por otros de mejor calidad. ¿Cómo conseguirlo sin cometer errores? Tan solo necesitas conocer qué alimentos son los más aptos para que tu salud salga ganando. Los pequeños gestos, suman salud. ¿Te animas a intentarlo?  -Reemplaza grasas …

Sustituir unos alimentos por otros, la clave para comer mejor Leer más »

Nutrición